Por Dirk Hoffmann y Raoul Kaenzig, 14 de Marzo de 2016

Ya han pasado cinco años desde que el calentamiento global ha acabado con la vida del glaciar el Chacaltaya, alguna vez la pista de esquí con lift más alta del mundo, apoyado por la anterior ocurrencia del fenómeno de El Niño.

En la reciente publicación científica “Adaptación al cambio climático del sector de turismo en los Andes bolivianos” (Climate Change adaptation of the tourism sector in the Bolivian Andes) tres investigadores suizos han analizado las estrategias de adaptación del sector turístico de La Paz frente a la pérdida de una de sus principales atracciones.

Foto1 copia.jpg

Vista de la Cabaña Grande del Club Andino hacia la Cabaña Chica

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 07 de Marzo de 2016

En diciembre del año pasado, cuando los ojos del mundo estaban puestos en la Conferencia Climática de París, las autoridades de Oruro declararon completamente seco al Lago Poopó, una vez el segundo lago más grande de Bolivia.

Por la literatura científica y a través de testimonios de la población local sabemos, que el Lago Poopó se había secado en ocasiones anteriores. Sin embargo, frente a los impactos del cambio climático y un entorno socio-económico diferente, es pertinente preguntarse: ¿Se logrará recuperar?

Foto170316.jpg

Nuestra misión de reconocimiento en medio del “Lago” Poopó.

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 29 de Febrero de 2016

Fiyi, el primer país en el mundo a ratificar el Acuerdo de París de la reciente Conferencia Climática de las Naciones Unidas en Francia, ha sufrido el paso de tormenta tropical más fuerte jamás medido en todo el hemisferio sur.

El día sábado, 20 de febrero, el “Ciclón Winston” ha devastado el país, destruyendo cientos de casas e infraestructura, y matando por lo menos 44 personas.

Foto1.JPG

Destrucción causada por el “Ciclón Winston“ en Fiyi; fuente: gobierno de Fiyi.

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 22 de Febrero de 2016

Hace meses, Zimbabue sufre una de las peores sequías de su historia. Pero el país no es la única víctima, también sus vecinos en la región del sur de África son sujetos al impacto combinado del cambio climático y del “Niño” más fuerte de los últimos 60 años.

A comienzos de mes el gobierno de Zimbabue ha declarado el “estado de desastre” en casi todo el país, porque un cuarto de la población -unos 2,5 millones de personas en las zonas rurales- necesitan ayuda humanitaria. Lo que dificulta la situación alimentaria son las malas perspectivas para la próxima cosecha de granos esenciales en toda la región debido a la sequía y el comienzo tardío de la época de lluvias.

Foto1.jpg

Una sequía extrema azota casi todo el país; fuente: Oxfam Zimbabwe

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 15 de Febrero de 2016

América Latina es una de las regiones particularmente vulnerables al cambio climático, la agricultura a su vez es uno de los sectores más vulnerables y las mujeres constituyen un segmento de la población especialmente vulnerable. Pero, ¿cuál es la relación entre género, cambio climático y agricultura en nuestra región?

Para entender mejor esta relación y el accionar respectivo de las diferentes instituciones del sector, se desarrolló el estudio regional “Género, agricultura y cambio climático: estado y perspectivas desde la institucionalidad en Latinoamérica

Foto1.jpg

[leer más]
Por Isabell Nordhausen y Dirk Hoffmann, 08 de Febrero de 2016

¿Qué estrategias de vida tienen los hogares rurales del Norte de Potosí para adaptarse a las condiciones climáticas y socioeconómicas actuales? y ¿cuál es la influencia del cambio climático? ¿Cómo ha afectado el acceso al riego mediante proyectos de desarrollo a las condiciones de vida de las familias beneficiarias?

El estudio “Estrategias de hogares en el contexto del cambio climático: Riego familiar y migración rural en la región Norte de Potosí, Bolivia” de la geógrafa Isabell Nordhausen de la Universidad Libre de Berlín contribuye a la comprensión de las interrelaciones entre el cambio climático, la migración y la disponibilidad de riego en la región, y ayuda a identificar vulnerabilidades.

Foto1080216.jpg

Atajados en el Norte de Potosí

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 01 de Febrero de 2016
« Volver

Los pronósticos de los modelos climáticos para Bolivia son de un significativo aumento de temperatura de hasta 7 °C hacia finales de siglo. Entonces surge la pregunta, ¿qué está haciendo Bolivia para enfrentar los impactos de semejante aumento de temperatura?

Para dar respuesta a este interrogante, en el estudio “Navegando futuro. Dos experiencias de adaptación al cambio climático en Bolivia” he analizado políticas, programas y proyectos de adaptación al cambio climático en dos regiones de Bolivia: el Altiplano norte y el departamento del Beni.

Foto1010216.jpg

“La adaptación al cambio climático en Bolivia está todavía en sus inicios y aún no existe una conciencia generalizada de que la adaptación es una prioridad para los próximos años y décadas”, es una de las conclusiones principales del estudio “Navegando Futuro. Dos experiencias de adaptación el cambio climático en Bolivia” encargado por la Fundación Friedrich Ebert (FES) en La Paz, y realizado por mi persona.

En la medida en que los impactos del cambio climático en Bolivia son cada vez más notorios, se hace cada vez más importante el estudio y el debate en torno a la adaptación al cambio climático (ACC).

Sin embargo, la mayor parte de los trabajos nacionales sobre este tema relatan experiencias individuales y aisladas; hace falta una sistematización y un análisis más profundo del lugar en el que se encuentra Bolivia, en todos sus niveles político-administrativos, respecto al objetivo de adaptación a los impactos del cambio climático.

En este contexto, “Navegando futuro” presenta un estudio empírico sobre políticas, programas, proyectos e iniciativas de adaptación al cambio climático en dos regiones distintas de Bolivia: el Altiplano norte y el departamento del Beni, escenario de las inundaciones “históricas” de comienzos de 2014, ambas regiones muy vulnerables al cambio climático.

Además del estudio publicado en forma de libro, se ha elaborado un documento de propuesta de política pública (policy paper) para comunicar los principales hallazgos y recomendaciones a una audiencia más amplia. A continuación presentamos un resumen de este documento corto dirigido a tomadores de decisión en los ámbitos de desarrollo social e económico.

Foto2010216.jpg

Sistema de agua potable en el Altiplano norte

En el presente vivimos en un mundo nuevo y desconocido, con un clima en constante cambio.

Con la actual trayectoria de emisiones, el mundo se encuentra en camino a un calentamiento global promedio de más de 4 °C hasta fines del siglo – cifra que casi se duplica para el territorio boliviano. Algunos investigadores han señalado que las medidas de adaptación que serían apropiadas para un aumento de 2 °C, con un aumento de 4 °C podrían ser completamente insuficientes. Adaptarse a un mundo de cuatro grados más caliente será un proceso sustancial y transformacional.

Con un aumento de temperatura de 4 °C, Bolivia será otra ya en pocas décadas. Los desafíos para el país comienzan con la necesidad de asumir la magnitud del reto que significa el cambio climático para la adaptación, que todavía no está siendo plenamente entendida.

La coyuntura económica actual constituye un impedimento para la adaptación al cambio climático en el área rural.

La bonanza económica experimentada actualmente en Bolivia tiene múltiples impactos en relación al cambio climático y más específicamente respecto a la adaptación. Por una parte, está disminuyendo la dependencia económica relacionada a las actividades agropecuarias de los pequeños productores, sobre todo en el Altiplano y los Valles. En consecuencia, eventos meteorológicos adversos, como suelen estar en aumento con el cambio climático, aunque tengan los mismos efectos, ya no impactan en las economías de las familias rurales de la misma manera. Se puede decir que la diversificación de fuentes de ingreso a sectores no directamente relacionados al clima se convierte en estrategia de adaptación.

No existe una política nacional de cambio climático.

Actualmente, Bolivia no cuenta con una política nacional de adaptación al cambio climático, tampoco con estrategias de adaptación o mitigación. Recién con la conformación de la Autoridad de la Madre Tierra (APMT) en marzo de 2014, se ha retomado el tema de la adaptación al cambio climático en el marco del ejercicio en curso de formular una política nacional de cambio climático. Después de la iniciativa prometedora con la formulación del Mecanismo Nacional de Adaptación al Cambio Climático (MNACC) entre 2005 y 2007 desde el nivel del gobierno central no ha habido ningún impulso hacia la ACC.

El departamento del Beni muestra mayores avances en la ACC que la región del Altiplano norte.

A nivel de la Gobernación del departamento de La Paz, no existen ni políticas ni programas enfocados a la adaptación al cambio climático. La presencia institucional del tema cambio climático en su estructura es muy débil.

En el Beni, como consecuencias de la ocurrencia de dos inundaciones fuertes durante los últimos años (2008/09 y 2014), la Gobernación cuenta con una estructura para la atención de desastres. Al parecer, los desastres tienen el potencial de fomentar procesos de aprendizaje y de iniciar ciertas actividades.

Foto3010216.jpg

Carpas de damnificados en Guayaramerín a seis meses de las inundaciones de comienzos de 2014

Hay una profunda crisis de las políticas públicas a nivel de país.

Existe una profunda crisis de las políticas públicas en el país que dificulta el diseño y la implementación de políticas, programas y proyectos de adaptación al cambio climático. Esta realidad se manifiesta a través de un proceso fuerte de desinstitucionalización, tendencias de re-centralización, que no necesariamente respetan la institucionalidad formal y una pérdida de cultura y costumbre de planificación, que desde la implementación de la Participación Popular había tenido notables avances.

El proceso de desinstitucionalización es caracterizado por la falta de políticas públicas bien definidas y el poco respeto por vías formales en el relacionamiento entre niveles político-administrativos y grupos de interés para la atención a la población. Se constata también un bajo grado de respeto a normas y procedimientos establecidos. Predominan relaciones asistencialistas y paternalistas.

Prevención y manejo de conflictos se perfilan como tareas futuras prioritarias.

El tema de la escasez o falta de acceso al agua muy probablemente llevará a un fuerte aumento de situaciones conflictivas, tanto entre comunidades como entre municipios, incluyendo las ciudades de La Paz y El Alto, por lo cual uno de los temas de trabajo importantes en el futuro serán la prevención y el manejo de conflictos.

La construcción de institucionalidad es una precondición necesaria para el fortalecimiento de las capacidades adaptativas.

Existen ejemplos de buenas iniciativas de políticas, programas y proyectos de adaptación al cambio climático que tienen el potencial de servir como puntos de entrada para apoyar o fomentar la adaptación al cambio climático (ACC).

El fomento de la construcción de institucionalidad como tarea subyacente para cualquier iniciativa de adaptación al cambio climático constituye una condición imprescindible. Sin las condiciones mínimas de gobernanza, los intentos de adaptarse a los impactos del cambio climático tendrán escasas posibilidades de ser exitosas. Apoyar la creación y el funcionamiento de mecanismos de coordinación interinstitucional y entre diferentes niveles de gobierno son tareas esenciales.

También en relación a la capacitación se sugiere buscar nuevas formas de capacitación. Considerando que la ACC exige experimentación y actualización constante, las capacitaciones deberían ser diseñadas de forma dinámica, para poder acompañar procesos.

Buenos niveles de gobernanza –entendida como la interacción fluida y oportuna entre el gobierno, la sociedad civil y el sector privado- son elementos cruciales para hacer funcionar estrategias y medidas de adaptación al cambio climático. Sin el adecuado funcionamiento de las instituciones y sin su interrelación con otras instancias de la sociedad, como el sector académico o el gremial, y sin coordinación con la sociedad en general, será muy difícil hacer frente a los impactos del cambio climático de una forma oportuna.

 

 

Archivos adjuntos:
Navegando Futuro-Dirk Hoffmann-LINK.pdf
Policy Paper FES-ACC-final.pdf
« Volver
Por Dirk Hoffmann, 25 de Enero de 2016

El mundo ha llegado a otro triste récord: El año pasado ha sido el año más caliente jamás medido desde 1850. Y no solamente eso, la temperatura de 2015 muestra el mayor aumento de temperatura frente a los anteriores años récord.

En palabras de Peter Stott del servicio meteorológico de Gran Bretaña: “2015 ha sido un año que ha roto récords en nuestro clima. Temperaturas globales promediadas han llegado a ser 1°C por encima de niveles pre-industriales por primera vez.”

Foto1250116.jpg

La temperatura global desde 1850; fuente: Met Office

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 18 de Enero de 2016

Al parecer, el “Súper-El Niño” 2015/16 ha llegado al máximo de los valores de anomalías de temperatura medidos en el Océano Pacífico en diciembre del año pasado. Debido a la inercia del sistema climático, los impactos principales en muchas regiones del mundo están todavía por llegar durante los próximos dos meses, como es el caso de Bolivia.

Hasta la fecha, los impactos de este El Niño en el país han sido relativamente moderados. Sin embargo, en Bolivia, ya ha cobrado una primera víctima: se secó por completo el segundo mayor cuerpo de agua, el Lago Poopó.

Foto1180116f.jpg

El Niño siempre acelera el retroceso de los glaciares en el país. Cerro Chiar Kherini en 1995 (izq.) y 2012 (dcha.)

 

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 11 de Enero de 2016

El mundo está viviendo condiciones de un El Niño muy fuerte desde hace varios meses, cuyos impactos están siendo sentidos alrededor del globo. Entre otros, la temperatura global promedio ha aumentado y ahora está 1° C por encima de la época preindustrial.

Según los pronósticos, El Niño llegará a su mayor fuerza recién durante los meses de enero y febrero. Para algunas regiones, el fenómeno climático recurrente traerá lluvias en exceso, para otras, la falta de precipitaciones provocará sequías. Se espera que los impactos igualen o sobrepasen aquellos del año 1997/98, abriéndonos una ventana al mundo futuro de los probables impactos del cambio climático.

 Foto1110116.jpgEl Niño actual está de la misma dimensión que los eventos históricos de 1982/83 y 1997/98; fuente IRI

[leer más]


Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult