Buscar : "mckibben" Cancelar
5 resultado(s) buscando "mckibben"
Por Dirk Hoffmann, 07 de Abril de 2014

Mediante la presente entrada al Klimablog nos adherimos a la convocatoria para participar en el Encuentro Nacional de TierrActiva promovido por varios grupos ecologistas y climáticos del país.

El Encuentro se realizará los días 9, 10 y 11 de mayo de este año en la ciudad de Cochabamba. Pero ¡ojo! la fecha tope para las postulaciones es el viernes 11 de abril.

 

Foto170414.jpg

 

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 25 de Noviembre de 2013

Son cada vez más las voces que argumentan que la única forma de salvar la civilización humana es dejar la mayor parte de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) donde están, bajo tierra.

En el estudio “Sensibilidad climática, nivel del mar y dióxido de carbono atmosférico” (Climate sensitivity, sea level and atmospheric carbon dioxide), James Hansen y colegas calculan las consecuencias de continuar aumentando las emisiones de CO2 año tras año en base a evidencias paleo-climáticas. Su conclusión: quemar todas las fuentes fósiles conocidas volvería el planeta inhabitable.

foto1-251113.jpg

“Tierra quemada”; fuente: climateprogess.org

 

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 25 de Diciembre de 2012

En la segunda parte de esta entrada presentamos el resumen de los cuatro nuevos informes publicados en ocasión de la reciente Conferencia Climática de Doha:

"Informe sobre la disparidad en las emisiones" del Programa de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente;

"Reducir el calor: Por qué se debe evitar un aumento de 4° C de la temperatura mundial" del Banco Mundial;

"¿Demasiado tarde para dos grados?" de PricewaterhouseCoopers; y

"Panorama Mundial Energético" de la Agencia Internacional de Energía.

Cabe destacar que llevan el mismo mensaje: Si no se comienza en los próximos años a reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, el mundo estará en camino imparable a un calentamiento de 4, 5 o 6 grados hasta 2100 – con consecuencias catastróficas.

01 Cop 18 wrap-up-II.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 01 de Octubre de 2012

Cómo se preveía en un artículo anterior del Klimablog, el 16 de septiembre de 2012 ha ocurrido un nuevo récord de superficie mínima del hielo ártico con 3,41 Mio km² (18% por debajo del mínimo alcanzado en 2007). La pérdida en volumen es todavía mayor.

Este nivel es mucho más bajo que los pronósticos de los últimos años, algunos científicos ya no hablan de décadas para indicar cuando el Ártico se podría quedar libre de hielo en septiembre, sino de años.

grafico01_ASI.jpg

Fig. 1: Extensión del hielo ártico en el mes de septiembre, comparación de modelos con observaciones (“Usted se encuentra aquí. 2012”). Fuente: Gráfico modificado en base a Stroeve et al. 2007, tomado de: Climate Crocks blog

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 13 de Agosto de 2012
« Volver

En un artículo muy reciente titulado “La Nueva Matemática de Horror del Calentamiento Global” (“Global Warming´s Terrifying New Math) publicado en la revista “Rolling Stone”, Bill McKibben, el más influyente activista contra el cambio climático de Estados Unidos, llama a una campaña contra el que considera el “enemigo principal del cambio climático”: las empresas petroleras multinacionales.

McKibben presenta cálculos de su “nueva matemática”, donde contrasta el monto de carbono que aún falta emitir para calentar la atmósfera por encima del límite de los 2° C (565 giga toneladas), frente a todas las reservas comprobadas de las empresas y estados productores de hidrocarburos (2.795 giga toneladas). Si la diferencia entre ambas cifras (2.795 – 565 = 2.230) se emite a la atmósfera, solo cabe pronosticar consecuencias aterradoras para el planeta.

fig1_McKibben.jpg

Fig. 1: Ilustración por Edel Rodríguez (www.rollingstone.com)

Bill McKibben comienza su análisis con un repaso por los últimos récords de temperatura: ”Junio rompió o igualó 3.215 récords de temperatura alta en todos los Estados Unidos, siguiendo al que fue el mes de mayo más caliente jamás registrado en el hemisferio norte”.

Luego McKibben, activista ambiental de hace varias décadas, hace referencia a los últimos eventos internacionales sobre cambio climático, expresando que la conferencia climática en Copenhague en diciembre de 2009 “falló espectacularmente” y que Río+20 no llevó a nada. El “Acuerdo de Copenhague”, un arreglo netamente voluntario, no comprometió nadie a nada, a pesar de que varios países señalizaron sus intenciones de reducir las emisiones de CO2.

El primer número: 2° C

Lo que rescata McKibben del “Acuerdo de Copenhague” es lo siguiente: “El acuerdo contiene un número importante (2° C), sin embargo, en el Párrafo 1 se reconoce formalmente ´la perspectiva científica que el aumento de temperatura debería estar por debajo de dos grados centígrados”. En realidad, nada nuevo. De hecho, la referencia a los 2° C fue mencionado por primera vez, por la entonces ministra de medio ambiente (y hoy canciller) de Alemania, Angela Merkel, en una conferencia climática en 1995. Por otro lado, ya antes de la conferencia de las Naciones Unidas de Copenhague -a finales de 2009- un grupo de científicos alertó el mundo que un aumento de 2° C sería demasiado alto para “evitar una interferencia peligrosa con el sistema climático” – que es el objetivo último de la Convención Climática.

“Estamos perdiendo la batalla (contra el cambio climático) de una forma rotunda y rápida, perdemos porque sobre todo seguimos rehusando aceptar el peligro en el cual se encuentra la civilización humana” menciona también McKibben.

El segundo número: 565 giga toneladas

Calculando el “presupuesto de carbono” de la atmósfera, “científicos estiman que los seres humanos pueden todavía emitir aproximadamente 565 giga toneladas (gt) de dióxido de carbono adicionales a la atmósfera hasta mediados del siglo y todavía tener una probabilidad de 80% de limitar el calentamiento global por debajo de los 2° C”.

Lo absolutamente preocupante, es que nos estamos acercando a este número a mucha velocidad. Según las cifras oficiales dela Agencia Internacional de la Energía (IEA) de mayo de este año, 2011 ha sido otro año récord de emisiones de CO2 por la quema de combustibles fósiles (ver Klimablog de 4 de Junio 2012) con un incremento de 3.2% comparado al año anterior. Siguiendo este ritmo, llegaríamos a agotar nuestro “presupuesto de carbono” en apenas 16 años. Fatih Birol, economista principal de la IEA concluye lo siguiente: “Si miro estos datos, la tendencia está perfectamente en línea con un aumento de temperatura de aproximadamente 6° C (hasta fines de siglo)”.

fig2_McKibben.jpg 

Fig. 2: Emisiones globales de CO2 de fuentes fósiles (Fuente: preparado en base de Copenhagen Synthesis Report, 2009). 

El juicio de McKibben sobre las negociaciones climáticas en el marco de las Naciones Unidas es muy claro: “COP 1 tuvo lugar en Berlín en 1995, y desde este entonces el proceso ha llevado esencialmente a nada. (...) Estamos en la misma posición en la cual hemos estado por un cuarto de siglo: las llamadas de alerta de los científicos son seguidos por la inacción política.”

El tercer número: 2.795 giga toneladas

“Este es la cifra más aterradora de las tres anteriores, la cual, por primera vez, entrelaza la dimensión política con la dimensión científica de nuestro dilema”, escribe Bill McKibben.

Es el número que describe el monto de carbono contenido en las reservas comprobadas de carbón, petróleo y gas de las empresas hidrocarburíferas y los países que actúan como tales (p. ej. Venezuela, Kuwait). “En breve, son los carburantes fósiles que estamos planificando quemar. Y el punto clave es que ese número de 2.795 gt es más alto que 565 gt. Cinco veces más alto”.

Aquí reside el problema fundamental, argumenta McKibben, porque estas reservas comprobadas de las empresas (y países) hidrocarburíferos determinan en buena parte el valor actual de estas empresas. Aunque técnicamente este carbón, petróleo y gas está todavía debajo del suelo, ya es parte de los cálculos económicos actuales. Es por eso, que estas empresas van a hacer todo lo posible para que estas reservas sean explotadas, vendidas y quemadas, mientras que tendríamos que dejar el 80% de estas reservas en el suelo para evitar un cambio climático catastrófico. Un panorama bastante desolador, que resulta de la “nueva matemática del horror” de Bill McKibben.

El autor y activista climático vuelve luego a recordarnos que los esfuerzos ecologistas de frenar el calentamiento global hasta ahora han fallado claramente y nos trae una explicación: “Desde que todos nosotros de una u otra manera nos beneficiamos de energía fósil barata, atacar el cambio climático es como intentar de construir un movimiento en tu propia contra”.

Tomando solamente el contenido de carbono de los yacimientos no convencionales de petróleo (tar sands) de Alberta en Canadá y aquellos de Orinoco en Venezuela, sería suficiente para llenar el espacio atmosférico “relativamente seguro” de los 565 gt. Queda claro, que no tenemos mucho tiempo, y aquí viene la nueva propuesta de McKibben, fundador de la organización de lucha contra el cambio climático “350.org”, pero ahora con un tono muy diferente, mucho más radical: “Para un cambio rápido y transformativo se necesitaría construir un movimiento y movimientos necesitan enemigos”, algo que según McKibben le faltaba en la lucha contra el cambio climático.

“Lo que todos estos números climáticos muestran es que el planeta de hecho tiene un enemigo – uno mucho más comprometido con la acción que los gobiernos o individuos. (...): es el enemigo público número uno de la sobrevivencia de nuestra civilización planetaria”, son las empresas y estados hidrocarburíferos.

Pero lo que McKibben ahora sugiere no son ataques o actos de sabotaje a estas empresas, sino exige más bien “poner un precio al carbono”. Todas estas empresas, sin tener que pagar nada, tienen el permiso de meter su basura, que es el CO2, a la atmósfera sin ningún costo. Este “error histórico” hay que corregirlo. Sin embargo, aún si los políticos tuvieran la voluntad y el poder de fijar un precio para cada tonelada de carbón quemado, esto probablemente no sería suficiente para iniciar la transformación energética necesaria, concede McKibben. “Pero lo que tal vez si pueda conseguirlo la “indignación moral [de la sociedad] al conocer esta realidad y esto es el significado real de esta nueva matemática. Podría, con toda plausibilidad, ser el punto de arranque para un verdadero movimiento”.

El camino está trazado, el futuro está abierto.

 

Una versión PDF del artículo de McKibben puede obtenerse en el siguiente enlace: McKibben New Math - Rolling Stone-020812.pdf.

 

 

 

  

Archivos adjuntos:
McKibben New Math - Rolling Stone-020812.pdf
« Volver


Artículos anteriores:
1
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult