La función de FILTROS tiene por objeto hacer más fácil encontrar los textos más relevantes sobre ciertos ámbitos geográficos o temáticas específicas.
Pueden ser activados o desactivados mediante un “clic” en las casillas correspondientes. El activado de varias casillas da por resultado el cruce o el resumen de las temáticas y regiones elegidas.
Mostrar Filtros : Política de cambio climático (POLITICA) Cancelar
Por Jorge Choquehuanca, 07 de Enero de 2013

A mediados del año 2012, se desarrolló la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible “Río+20”, que tuvo lugar en Río de Janeiro, Brasil, veinte años después de la histórica Cumbre de la Tierra en Río en 1992.

A pesar de que en la declaración final “El futuro que queremos” se logró incorporar dos párrafos específicos que hacen referencia a las montañas, los resultados generales de Rio+20 fueron acuerdos mínimos y con poca trascendencia.

Para que esto no quede en el olvido, por iniciativa del Consorcio para el Desarrollo Sostenible de la Ecorregión Andina (CONDESAN) en noviembre de 2012 se reunieron representantes de gobiernos, sociedad civil y del sector académico en Lima para un taller regional "Desarrollo Sostenible de Montañas: Construyendo el futuro que necesitamos".

01 Post Rio +20.jpg

Los participantes del taller

[leer más]
Por Dylan Harris, 01 de Enero de 2013

En su libro (2012), "El bate de hockey y las guerras climáticas" Michael E. Mann, uno de los más famosos y prolíficos científicos de cambio climático del mundo, habla acerca de su propio camino, de pasar de un climatólogo escéptico a un abierto defensor de la evidencia del cambio climático causado por el hombre.

En su carrera temprana, Mann colaboró con otros científicos para crear un gráfico que represente la temperatura global durante los últimos 1.000 años - que más tarde sería conocido como el "bate de hockey" - que no sólo impulsaría su propia carrera sino que también dirigiría el discurso del cambio climático en los próximos años.

01 Mann El bate de hockey y las guerras climáticas copia.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 25 de Diciembre de 2012

En la segunda parte de esta entrada presentamos el resumen de los cuatro nuevos informes publicados en ocasión de la reciente Conferencia Climática de Doha:

"Informe sobre la disparidad en las emisiones" del Programa de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente;

"Reducir el calor: Por qué se debe evitar un aumento de 4° C de la temperatura mundial" del Banco Mundial;

"¿Demasiado tarde para dos grados?" de PricewaterhouseCoopers; y

"Panorama Mundial Energético" de la Agencia Internacional de Energía.

Cabe destacar que llevan el mismo mensaje: Si no se comienza en los próximos años a reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, el mundo estará en camino imparable a un calentamiento de 4, 5 o 6 grados hasta 2100 – con consecuencias catastróficas.

01 Cop 18 wrap-up-II.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 17 de Diciembre de 2012
« Volver

A pesar de algunos avances en líneas de discusiones secundarias, la Conferencia de las Partes (COP18) de la Convención Climática en Doha, Qatar, no ha llegado a resultados alentadores. Tampoco lo han hecho las anteriores COP15, 16 y 17, y tampoco lo harán las siguientes COP 19 y COP 20 en 2013 y 2014.

Más significativo que las negociaciones mismas, son el gran número de nuevos informes publicados sobre el futuro del calentamiento global, en su mayoría desde instituciones tradicionales y conservadoras, del lado de la finanzas y del mundo energético (Banco Mundial, Agencia Internacional de Engería, el PNUMA, PricewaterhouseCoopers), las cuales llevan el mismo mensaje: sí no se comienza en los próximos años a reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, el mundo estará en camino imparable a un calentamiento de 4, 5 o 6 grados hasta 2100, con consecuencias catastróficas.

 01 COP 18 wrap-up – Parte I copia.jpg

Al medio: evento paralelo con el jefe del IPCC, Pachauri (segundo de la derecha)

Los viejos bloqueos

¿Qué se puede decir sobre los resultados de Doha? Las ONGs medioambientalistas casi al unísono hablan del fracaso y tienen razón: los resultados logrados en la reciente COP 18 de Doha, desde la perspectiva de los conocimientos científicos existentes y consolidados, son más que insuficientes. Se logró lo mismo que se logró en las anteriores Conferencias de las Partes; una vez más se ha salvado el proceso de negociaciones. Está quedando cada vez más claro que no se va a poder cumplir con el objetivo establecido de la Convención Climática, que es evitar interferencias peligrosas con el sistema climático.

¿De quién es la culpa este fracaso? En primer lugar, de los países industrializados del Norte, los responsables principales en perspectiva histórica de las altas concentraciones de CO2 en la atmósfera en la actualidad. Se ha definido y acordado una y otra vez que serían ellos quienes tendrían que comenzar seriamente a liderizar el cambio global hacia la economía de bajo o cero carbono, comprometiéndose seriamente a reducir sus emisiones, facilitando la transferencia de montos financieros relevantes y de tecnológica hacia el Sur. Muchos países del Norte ni lo intentan, otros se quedan en medio camino.

Por ejemplo, si la Unión Europea (UE) fuera seria en su deseo de liderazgo, realizaría dos cosas: reconocería que la mayor parte de las reducciones logradas desde 1990 se debe al derrumbe de europea oriental y, en menor medida, a los mercados de carbono, pero no a una verdadera reestructuración de la base industrial hacia una economía de cero emisiones. Por otra parte, la UE hubiera tenido que hacer sus tareas y encontrar un arreglo interno con el país bloqueador de Polonia para tomar el liderazgo en las negociaciones dando un buen ejemplo, aumentando su compromiso de reducciones hasta 2020 al 30% (actualmente está en 20%).

 02 COP 18 wrap-up – Parte I copia.jpg

 ¿Las perspectivas después de la COP 18 en Doha? – Obra de un artista taiwanés en la Feria de Exposiciones de Qatar

Pero el tema ¿de quién es la culpa? no termina con el Norte, porque existe un doble bloqueo global: ¿Hasta cuándo quieren esconderse los países menos desarrollados detrás de las economías emergentes y países petroleros en un frente único para negarse a sus propias reducciones de emisiones?

Si bien, el Protocolo de Kioto tiene su relevancia global como único acuerdo legalmente vinculante para reducciones de emisiones existente, regula sobre apenas el 15% de las emisiones globales.

Un tema es la responsabilidad histórica por la concentración de CO2 en la atmósfera, por lo que corresponde a los países del Norte hacer los primeros pasos. Pero también es más que sabido que sin esfuerzos reales y de inicio rápido de la China, cualquier esfuerzo de los demás países del mundo no tendrá mucho efecto. Las emisiones chinas per cápita ya están llegando a niveles europeos.

En todos lados aumenta la frustración sobre los pocos avances en las negociaciones climáticas. Pero, ¿qué avances puede haber en las reuniones anuales, si los negociadores no tienen amplios mandatos a negociar, sino transportan desde sus países el imperativo de manejar la crisis financiera global y salvar primero la respectiva economía nacional, estadounidense o europea? Para poder lograr los acuerdos globales necesarios, hay que hacer las tareas en casa, en cada país, ciudad, comunidad, hogar y construir presión social y política sobre los gobernantes.

Frente a la falta de avances palpables, las primeras voces fuertes que argumentan la inutilidad del límite de los 2 °C y del proceso de negociaciones en el marco de la Convención Climática, se comienzan a escuchar. Obviamente hay muchas dudas después de 20 años de haberse firmado la Convención Climática sobre la efectividad del instrumento. Sería muy fácil decir que no sirve, pero también tendríamos que saber contestar ¿cuál sería la alternativa?

En realidad, estas voces que sugieren ya ni intentar de mitigar, sino concentrarnos únicamente a la adaptación a los impactos del calentamiento global, son los primeros gritos del "sálvese quien pueda". La mayoría de los países menos desarrollados no tendrá los recursos para adaptarse a un mundo de 4, 5 o 6 grados más caliente, con tormentas cada vez más devastadoras, sequías más prolongadas o inundaciones más frecuentes. Comienza un tiempo de gran prueba para la solidaridad global.

 

La segunda parte de esta entrada será publicada la siguiente semana.

 

 

« Volver
Por Dirk Hoffmann, 03 de Diciembre de 2012

Es una aparente contradicción. Realizar una conferencia mundial sobre cambio climático en el país de las mayores emisiones de CO2 per cápita del mundo (55 tn/año), que es el emirato árabe de Qatar, en una península del Golfo Árabe con una superficie terrestre de apenas 11.571 km².

Con una economía fuertemente dominada por las exportaciones de gas líquido y petróleo y un PIB por encima de los US$ 100.000 por habitante, hasta la fecha Qatar no se ha hecho notar en el mundo por sus ambiciones ecológicas, sino más bien por haber establecido la red noticiosa “Al Jazeera” y haber sorpresivamente obtenido la sede del Mundial de Fútbol de 2022.

01_qatarCOP18.jpg

¿Por qué Qatar? - Una buena pregunta

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 26 de Noviembre de 2012

Hoy día comienza en Doha, capital del emirato arabe de Qatar, una nueva ronda de negociaciones en el marco de la Convención Climática de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, la COP 18. Comparado con algunos años anteriores, p.ej. Copenhague 2009, las expectativas para alcanzar resultados concretos en la conferencia parecen ser muy bajas.

Pero, ¿no podemos esperar realmente nada dela COP 18 en Qatar? ¿O talvez hay acuerdos y avances posibles que sólo no se han comunicado todavía lo suficiente? - Para tratar de aclarar esta pregunta, desde el Instituto Boliviano de la Montaña (BMI) hemos lanzado una pequeña encuesta a personas entendidas en la materia, cuyos resultados presentamos a continuación.

Además, se comenta y adjunta un texto de análisis sobre estado, retos y tareas de las negociaciones climáticas escrito – a título personal - por René Orellana y Diego Pacheco, los dos negociadores oficiales de Bolivia enla COP18.

01_cop18.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 05 de Noviembre de 2012

El paso desastroso del huracán “Sandy” por buena parte del noreste de los Estados Unidos y Canadá a fines de octubre, se lee como el diario de un desastre anunciado. Por un lado, por varios años científicos de EE.UU. están alertando sobre la inminencia de un huracán de gran magnitud que afectaría a la ciudad de Nueva York. Por otro lado, hace décadas los climatólogos están alertando acerca del impacto del calentamiento global sobre la magnitud de las tormentas y el aumento de las precipitaciones durante eventos extremos.

En resumen, desastres como aquellos causados por Sandy  son nada más que nuestro business-as-usual, nuestra nueva realidad en la transición a un mundo todavía más impactado por el cambio climático durante las próximas décadas.

La principal pregunta que nos trae Sandy es en realidad, ¿es este el futuro que queremos?

01_sandy.jpg

Imagen satelital del huracán “Sandy” en la costa oriental de Estados Unidos el día 29 de octubre por la mañana. Fuente: NASA.

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 02 de Noviembre de 2012

A finales de este mes de noviembre, en Doha, capital del emirato de Qatar, se reunirán una vez más los países miembros de la Convención Climática de las Naciones Unidas (CMNUCC) para debatir las medidas a tomar (o no) para frenar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con cada año que pasa se hace menos probable que los países del mundo consigan limitar el calentamiento global a 2 °C. Sin embargo, hay todavía sociedades, como la de Estados Unidos, donde una buena parte de la población no cree ni siquiera en la existencia del cambio climático causado por el hombre.

Sobre este trasfondo político y social muy real, a partir de hoy, nuestro Klimablog empieza una serie de entradas sobre las bases científicas subyacentes del cambio climático.

01_fotoIntroCC.jpg

El glaciar Wila Llojeta en el Valle de Hichu Khota, Cordillera Real

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 22 de Octubre de 2012

La deforestación en Bolivia quita al país entre 350 y 400 mil hectáreas de bosque cada año, lo cual no sólo contribuye al calentamiento global, sino también cambia las condiciones de vida y climáticas a nivel local.

A finales de septiembre, Conservación Estratégica (CSF) de Bolivia presentó en La Paz la publicación de un estudio, elaborado por Alfonso Malky, Daniel Leguía y Juan Carlos Ledezma, sobre los “costos de oportunidad”, es decir los posibles beneficios económicos de usos alternativos a la deforestación en la región del noroeste amazónico.

01_costoopor.jpg

 Portada del estudio (izq.); Panel de los comentaristas (dcha).

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 08 de Octubre de 2012

A finales de agosto de este año, a invitación de la Fundación Ebert (FES-ILDIS) se realizó el conversatorio conversatorio “Río+20 Balance y Perspectivas" para “socializar y discutir la participación boliviana en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible”, que se llevó a cabo en Río de Janeiro del 20 al 22 de junio.

El evento contó con la presencia de René Orellana, jefe de la delegación boliviana en la cumbre de Río+20, así como de representantes de los ámbitos sindicales y de la sociedad civil.

 

fig1_Rio+20.jpg

 

[leer más]


Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult