Por Dirk Hoffmann y Climate Home News, 05 de Noviembre de 2018

Las Naciones Unidas han publicado recientemente el resumen de su nuevo informe especial “SR1.5” sobre la ciencia de un calentamiento global promedio de 1,5°C. Las conclusiones principales son muy contundentes: Hay una gran diferencia entre un aumento de 1,5°C y 2°C. Cada décimo de calentamiento adicional significa mayores daños para las personas y los ecosistemas de todo el mundo.

“Los próximos años son probablemente los más importantes de nuestra historia”, comentó Debra Roberts, co-presidenta del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Presentamos a continuación la traducción del artículo de Megan Darby y Sara Stefanini de Climate Home News, en el cual detallan las 37 cosas más importantes del “SR1.5”.

Foto1.jpg

El grito de lucha de los pequeños países isleños en la COP 21 de París: “1,5 para sobrevivir”

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 01 de Octubre de 2018

Mientras que el huracán “Florence” se acercaba a la costa este de los Estados Unidos y el tifón “Mangkhut” azotaba al norte de las Filipinas, expertos e interesados se reunieron en el simposio “Señal de Alerta Clima: Eventos extremos climáticos” en la ciudad alemana de Hamburgo.

El simposio acompañaba la presentación del libro del mismo título, que en sus casi 400 páginas reúne artículos sobre hondas de calor, sequías, inundaciones y mareas altas, huracanes, tifones y tornados en un mundo alterado por el cambio climático.

 Foto1.jpg

Tapa de la publicación “Señal de Alerta Clima: Eventos extremos climáticos” (2018)

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 03 de Septiembre de 2018

Un nuevo estudio publicado en la revista Science ha cuantificado ahora por primera vez la severidad de la sequía extendida que afectó el territorio de los Mayas, mostrando la correlación del colapso de la civilización Maya clásica entre los años 800 y 1.000 de nuestra era con un largo período de extrema sequía.

El experto climático y bloguero estadounidense Joe Romm nos hace recuerdo, en base a los resultados del estudio, que según las proyecciones el clima futuro de Centroamérica y del sur de los Estados Unidos probablemente será muy parecido al clima experimentado por los Mayas más de mil años atrás.

foto1.jpg

Humedad del suelo a 30 cm de profundidad, proyectada para finales del siglo XXI, bajo el escenario de emisiones altas RCP 8.5; crédito: NASA Goddard Space Flight Center

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 06 de Agosto de 2018

La “Guía de recursos para financiamiento climático” publicado recientemente por la Secretaría de la ACT Alianza, con el apoyo de Pan para el Mundo de Alemania, lleva en el subtítulo lo que pretende ser: “Una orientación para fuentes de financiamiento de fondos para programas y acciones para el cambio climático”.

La Guía presenta alrededor de 60 fuentes de financiamiento climático y analiza su utilidad para el ámbito de las ONGs, considerando que a futuro poder obtener recursos para actividades de adaptación y mitigación del cambio climático serán cada vez más importante en el Sur Global.

Foto2final.JPG

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 03 de Julio de 2018
« Volver

Dos grupos de investigadores independientes han detectado un fuerte debilitamiento de la Corriente del Golfo, que tiene impactos en el clima no solamente del hemisferio norte, sino de todo el planeta.

Según las investigaciones presentadas en la prestigiosa revista “Nature”, la Corriente del Golfo está en su punto más bajo de los últimos 1.600 años y ha perdido un 15 % de su fuerza desde mediados del siglo XIX.

foto1.jpg

Fuente: Caesar/PIK

La Corriente del Golfo, o AMOC, por las siglas de su nombre científico en inglés, es uno de los sistemas de transportación de calor más importante de la tierra. La también llamada Circulación de Vuelco Meridional Atlántica (Atlantic Meridional Overturning Circulation) trae agua caliente del Golfo de México hacia el Atlántico del Norte. Ahí se enfría, por lo que se vuelve más densa y se hunde, volviendo otra vez hacia el sur. Es gracias a ese mecanismo, que enormes cantidades de energía llegan al noroeste europeo, garantizando temperaturas muy por encima que en las mismas latitudes en otras partes del globo.

Según dos nuevos estudios publicados recientemente en la revista científica Nature la Corriente del Golfo ha perdido un 15 % de su fuerza y ahora está en su punto más bajo de los últimos 1.600 años.

“La Corriente del Golfo es una gran masa de agua de unos 1.000 kilómetros de anchura que corre a nivel superficial, y está impulsada por las diferencias en la densidad del agua del océano. El agua del sur es más caliente, y por tanto más ligera. Por esta razón, fluye hacia el norte, donde las aguas son más frías. Al chocar con ellas, la corriente cálida baja a las capas más profundas del océano y luego fluye de vuelta hacia el sur”, explica Luis Otero el funcionamiento de la AMOC.

Al parecer es el fuerte derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia, que agrega grandes cantidades de agua dulce a la Corriente del Golfo, por lo que hay menos agua salada en la superficie, que se hunde con menos facilidad y causa un enfriamiento de la corriente, que lleva a su pérdida de velocidad.

“Hemos detectado un padrón específico de enfríamiento oceánico al sur de Groenlandia y un calentamiento inusual en la costa de los Estados Unidos – que es altamente caracterísitico de un desaceleramiento de la Circulación de Vuelco Meridional Atlántica, también llamado Sistema de la Corriente del Golfo”, dijo el autor principal del estudio publicado en la revista Nature, Levke Caesar del Instituto Potsdam para la Investigación de los Impactos del Cambio Climático (PIK).

Los investigadores se basaron en el análisis de los restos de minúsculas criaturas marítima para la reconstrucción histórica de los patrones de temperatura en el Atlántico durante los últimos 120 años. Detectaron una reducción del 15% de la velocidad de la AMOC, que según ellos se ha dado desde mediados del siglo XX, en clara consecuencia de la quema masiva de combustibles fósiles.

Mientras tanto, otro equipo de investigadores usó perforaciones de sedimentos oceánicos para determinar la fuerza de la Corriente del Golfo durante los últimos 1.600 años. De esta forma, Thornalley y colegas encontraron un debilitamiento al igual de un 15%, solo en este caso comenzó alrededor de cien años antes, después de la Pequeña Edad de Hielo a mediados del siglo XIX.

Foto2.jpg

La gran circulación oceánica global; fuente: xataka (LINK-8)

El “punto de quiebre” para la AMOC está mucho más cerca de lo que se pensaba hasta ahora

Los científicos están preocupados con los resultados de estos nuevos estudios por varios motivos. Por uno, es la magnitud del cambio en la fuerza de la corriente que se ha medido. “La dimensión del cambio detectado por nosotros llega como una gran sorpresa para muchos, incluso para mi, y apunta hacia cambios significativos en el futuro”, comentó el oceanógrafo Peter Spooner de University College de Londres.

Entre las consecuencias de una disrupción de la Corriente del Golfo están, en primer lugar, inviernos más extremos en Europa occidental, un mayor aumento del nivel del mar en la costa oriental de los Estados Unidos, y la disrupción de lluvias tropicales importantes, especialmente en la región africana del sub-Sahara.

Por otro lado, es la magnitud de los impactos que un debilitamiento fuerte de la Corriente del Golfo puede significar para el clima global. “En base a estudios sobre el clima del pasado, sabemos que cambios en la AMOC han traído unos de los cambios más abruptos y impactantes en toda la historia del clima”, dijo Stefan Rahmstorf del Instituto de Potsdam, co-autor del mencionado estudio y uno de los oceanógrafos líder del mundo. Durante la última época de hielo, por ejemplo, las temperaturas de invierno bajaron en algunos lugares por hasta 10 °C en el lapso de solo 3 años.

Lo que no se conoce es dónde exactamente está el punto de quiebre (“tipping point”), a partir del cual se llegará a una situación semejante. Hasta hace poco, la mayoría de los científicos veían este punto a una distancia de varios cientos a miles de años en el futuro. Esto ha cambiado profundamente con los resultados de los dos nuevos estudios. Con un debilitamiento de un 15% ya ocurrido, el punto de quiebre parece estar mucho más cerca. Continúa Rahmstorf: “Yo mismo quisiera saber dónde está este punto, pero desafortunadamente no lo sabemos. Deberíamos evitar la disrupción de la AMOC a toda costa. Es una razón más por la cuál deberíamos frenar el calentamiento global tan rápido como fuera posible”.

 

 

« Volver

Fuerte debilitamiento de la Corriente del Golfo detectado

Dirk Hoffmann
03 de Julio de 2018

Dos grupos de investigadores independientes han detectado un fuerte debilitamiento de la Corriente del Golfo, que tiene impactos en el clima no solamente del hemisferio norte, sino de todo el planeta.

Según las investigaciones presentadas en la prestigiosa revista “Nature”, la Corriente del Golfo está en su punto más bajo de los últimos 1.600 años y ha perdido un 15 % de su fuerza desde mediados del siglo XIX.

foto1.jpg

Fuente: Caesar/PIK

La Corriente del Golfo, o AMOC, por las siglas de su nombre científico en inglés, es uno de los sistemas de transportación de calor más importante de la tierra. La también llamada Circulación de Vuelco Meridional Atlántica (Atlantic Meridional Overturning Circulation) trae agua caliente del Golfo de México hacia el Atlántico del Norte. Ahí se enfría, por lo que se vuelve más densa y se hunde, volviendo otra vez hacia el sur. Es gracias a ese mecanismo, que enormes cantidades de energía llegan al noroeste europeo, garantizando temperaturas muy por encima que en las mismas latitudes en otras partes del globo.

Según dos nuevos estudios publicados recientemente en la revista científica Nature la Corriente del Golfo ha perdido un 15 % de su fuerza y ahora está en su punto más bajo de los últimos 1.600 años.

“La Corriente del Golfo es una gran masa de agua de unos 1.000 kilómetros de anchura que corre a nivel superficial, y está impulsada por las diferencias en la densidad del agua del océano. El agua del sur es más caliente, y por tanto más ligera. Por esta razón, fluye hacia el norte, donde las aguas son más frías. Al chocar con ellas, la corriente cálida baja a las capas más profundas del océano y luego fluye de vuelta hacia el sur”, explica Luis Otero el funcionamiento de la AMOC.

Al parecer es el fuerte derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia, que agrega grandes cantidades de agua dulce a la Corriente del Golfo, por lo que hay menos agua salada en la superficie, que se hunde con menos facilidad y causa un enfriamiento de la corriente, que lleva a su pérdida de velocidad.

“Hemos detectado un padrón específico de enfríamiento oceánico al sur de Groenlandia y un calentamiento inusual en la costa de los Estados Unidos – que es altamente caracterísitico de un desaceleramiento de la Circulación de Vuelco Meridional Atlántica, también llamado Sistema de la Corriente del Golfo”, dijo el autor principal del estudio publicado en la revista Nature, Levke Caesar del Instituto Potsdam para la Investigación de los Impactos del Cambio Climático (PIK).

Los investigadores se basaron en el análisis de los restos de minúsculas criaturas marítima para la reconstrucción histórica de los patrones de temperatura en el Atlántico durante los últimos 120 años. Detectaron una reducción del 15% de la velocidad de la AMOC, que según ellos se ha dado desde mediados del siglo XX, en clara consecuencia de la quema masiva de combustibles fósiles.

Mientras tanto, otro equipo de investigadores usó perforaciones de sedimentos oceánicos para determinar la fuerza de la Corriente del Golfo durante los últimos 1.600 años. De esta forma, Thornalley y colegas encontraron un debilitamiento al igual de un 15%, solo en este caso comenzó alrededor de cien años antes, después de la Pequeña Edad de Hielo a mediados del siglo XIX.

Foto2.jpg

La gran circulación oceánica global; fuente: xataka (LINK-8)

El “punto de quiebre” para la AMOC está mucho más cerca de lo que se pensaba hasta ahora

Los científicos están preocupados con los resultados de estos nuevos estudios por varios motivos. Por uno, es la magnitud del cambio en la fuerza de la corriente que se ha medido. “La dimensión del cambio detectado por nosotros llega como una gran sorpresa para muchos, incluso para mi, y apunta hacia cambios significativos en el futuro”, comentó el oceanógrafo Peter Spooner de University College de Londres.

Entre las consecuencias de una disrupción de la Corriente del Golfo están, en primer lugar, inviernos más extremos en Europa occidental, un mayor aumento del nivel del mar en la costa oriental de los Estados Unidos, y la disrupción de lluvias tropicales importantes, especialmente en la región africana del sub-Sahara.

Por otro lado, es la magnitud de los impactos que un debilitamiento fuerte de la Corriente del Golfo puede significar para el clima global. “En base a estudios sobre el clima del pasado, sabemos que cambios en la AMOC han traído unos de los cambios más abruptos y impactantes en toda la historia del clima”, dijo Stefan Rahmstorf del Instituto de Potsdam, co-autor del mencionado estudio y uno de los oceanógrafos líder del mundo. Durante la última época de hielo, por ejemplo, las temperaturas de invierno bajaron en algunos lugares por hasta 10 °C en el lapso de solo 3 años.

Lo que no se conoce es dónde exactamente está el punto de quiebre (“tipping point”), a partir del cual se llegará a una situación semejante. Hasta hace poco, la mayoría de los científicos veían este punto a una distancia de varios cientos a miles de años en el futuro. Esto ha cambiado profundamente con los resultados de los dos nuevos estudios. Con un debilitamiento de un 15% ya ocurrido, el punto de quiebre parece estar mucho más cerca. Continúa Rahmstorf: “Yo mismo quisiera saber dónde está este punto, pero desafortunadamente no lo sabemos. Deberíamos evitar la disrupción de la AMOC a toda costa. Es una razón más por la cuál deberíamos frenar el calentamiento global tan rápido como fuera posible”.

 

 

Por Dirk Hoffmann, 02 de Abril de 2018

Vietnam es uno de los países más afectados por el cambio climático, entre otros elementos por sus dos grandes deltas fluviales – el del Río Rojo en el norte, y el del Río Mekong en el sur – y una larga costa de más de 3.000 kilómetros.

En relación a la adaptación y la mitigación del cambio climático, el panorama es complicado; por un lado existen diversas acciones para adaptarse a los múltiples impactos del cambio climático, mientras que al mismo tiempo se prevé un fuerte aumento de la capacidad de generación de electricidad en base a carbón durante las próximas décadas.

Foto1.jpg

Un cinturón angosto de manglares protege la costa del delta del Río Mekong. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 05 de Marzo de 2018

En la mañana del 20 de septiembre de 2017, el huracán “María“, que por su paso ya había destruido buena parte de la pequeña isla caribeña de Dominica y las Islas Vírgenes, pasó por Puerto Rico, dónde causó destrozos catastróficos, dejando toda la isla sin electricidad. Ya era el tercer huracán fuerte de la temporada.

Para los expertos de la reaseguradora Munich Re el nivel de daños económicos causados por estos tres huracanes son parte de la “nueva normalidad”, cortesía del cambio climático. Pasó casi medio año, pero los daños todavía no han sido reparados por completo – probablemente también parte de la “nueva normalidad” para las víctimas en los países del Sur.

Foto1.jpg

La destrucción del sistema eléctrico de Puerto era casi completa; photo: Puerto Rico National Guard/Creative Commons

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 05 de Febrero de 2018

El cambio climático es un tema complejo, muchas veces difícil de comprender, o por la magnitud de los impactos, o por la lejanía de las regiones. Entonces, ¿cómo podemos comunicar el cambio climático para llegar de major manera a la sociedad, a los tomadores de decisión, al debate público?

Para encontrar respuestas a estas interrogantes, en septiembre pasado se reunieron científicos de diferentes ramas, activistas, políticos y expertos en comunicación en la ciudad austriaca de Salzburgo en el congreso “K3 – Congreso sobre Cambio Climático, Comunicación y Sociedad”.

Foto1.jpg

[leer más]
Por Jorge Choquehuanca, 08 de Enero de 2018

Una postal de la combativa ciudad de El Alto, donde resalta la indisoluble relación entre la cultura, la gente y las montañas nevadas, fue la imagen que identificó a la 5ta Reunión Global de la Alianza para las Montañas. Representantes de los gobiernos, pueblos y organizaciones no gubernamentales de las montañas de todo el mundo acordaron los pasos y la agenda para los cinco próximos años. El reto general es alinear las acciones de la Alianza a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Foto1.jpg

[leer más]
01 Ene
2018
Por Equipo del BMI, 01 de Enero de 2018

Estimados lectores,

Un año culmina y un año inicia. Gracias por acompañarnos en el esfuerzo de valorar nuestras montañas. En sintonía con los principios que guían nuestro trabajo hacemos mención al pensamiento aymara que dice:

ARUSKIPT’ASIPXAÑANAKASAKIPUNIRAKISPAWA

estamos obligados a comunicarnos, a pesar de toda la conflictividad con que actuamos los seres humanos, que, además, afrontamos y solucionamos con la comunicación”
                                                                  (Traducción de Juan de Dios Yapita)
.

Feliz inicio de 2018

saludo año nuevo.jpg

[leer más]


Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult