Por Nabilah Islam y Dirk Hoffmann, 04 de Febrero de 2019

El Atlas de Glaciares y Aguas Andinos: el impacto del retroceso de los glaciares sobre los recursos hídricos” ha sido lanzado a finales del año pasado por la UNESCO durante la Conferencia Climática de las Naciones Unidas COP 24 en Katowice; está disponible libremente en formato pdf.

El Atlas examina los padrones cambiantes del clima de la parte occidental de América del Sur, las tasas históricas y proyectadas del retroceso de los glaciares de la región y el impacto que esto tiene sobre los recursos hídricos de las poblaciones dependientes de las cuencas glaciares de los Andes.

Foto1.jpg

Cordillera Real, Bolivia

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 07 de Enero de 2019

La vigesimocuarta conferencia climática de las Naciones Unidas COP 24 en Katowice, Polonia, terminó un día después de lo previsto con la aprobación de un “libro de reglas” o reglamento para la implementación del Acuerdo de París del 2015.

Más que un éxito, este resultado es visto por muchos con gran alivio – frente a la posibilidad de que las negociaciones podían haber fracasado, tirando por la ventana el multilateralismo, ya debilitado por el auge de los nacionalismos alrededor del globo.

Foto1.jpg

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 01 de Enero de 2019

Estimadas lectoras y lectores,

Desde las páginas del “Klimablog” queremos agradecerles por habernos acompañado durante este año 2018, y les deseamos el mejor éxito en este nuevo año que comienza.

¡Feliz Año 2019!

Foto1.jpg

 

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 10 de Diciembre de 2018

Del 23 al 26 de octubre del año en curso se realizó el World Mountain Forum 2018 (Foro Mundial de Montañas 2018), la cuarta versión de una serie de eventos que se realizan cada dos años en los diferentes continentes.

Bajo la consigna “Montañas en un mundo cambiante: Reforzando alianzas y caminos hacia un futuro vigoroso para las montañas”, se reunieron alrededor de 300 participantes en Biskek, la capital de Kirguistán para avanzar la agenda del Desarrollo Sustentable de Montañas (Sustainable Mountain Development – SMD).

Foto1.png

[leer más]
Por Dirk Hoffmann y Climate Home News, 05 de Noviembre de 2018

Las Naciones Unidas han publicado recientemente el resumen de su nuevo informe especial “SR1.5” sobre la ciencia de un calentamiento global promedio de 1,5°C. Las conclusiones principales son muy contundentes: Hay una gran diferencia entre un aumento de 1,5°C y 2°C. Cada décimo de calentamiento adicional significa mayores daños para las personas y los ecosistemas de todo el mundo.

“Los próximos años son probablemente los más importantes de nuestra historia”, comentó Debra Roberts, co-presidenta del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC). Presentamos a continuación la traducción del artículo de Megan Darby y Sara Stefanini de Climate Home News, en el cual detallan las 37 cosas más importantes del “SR1.5”.

Foto1.jpg

El grito de lucha de los pequeños países isleños en la COP 21 de París: “1,5 para sobrevivir”

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 01 de Octubre de 2018

Mientras que el huracán “Florence” se acercaba a la costa este de los Estados Unidos y el tifón “Mangkhut” azotaba al norte de las Filipinas, expertos e interesados se reunieron en el simposio “Señal de Alerta Clima: Eventos extremos climáticos” en la ciudad alemana de Hamburgo.

El simposio acompañaba la presentación del libro del mismo título, que en sus casi 400 páginas reúne artículos sobre hondas de calor, sequías, inundaciones y mareas altas, huracanes, tifones y tornados en un mundo alterado por el cambio climático.

 Foto1.jpg

Tapa de la publicación “Señal de Alerta Clima: Eventos extremos climáticos” (2018)

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 03 de Septiembre de 2018

Un nuevo estudio publicado en la revista Science ha cuantificado ahora por primera vez la severidad de la sequía extendida que afectó el territorio de los Mayas, mostrando la correlación del colapso de la civilización Maya clásica entre los años 800 y 1.000 de nuestra era con un largo período de extrema sequía.

El experto climático y bloguero estadounidense Joe Romm nos hace recuerdo, en base a los resultados del estudio, que según las proyecciones el clima futuro de Centroamérica y del sur de los Estados Unidos probablemente será muy parecido al clima experimentado por los Mayas más de mil años atrás.

foto1.jpg

Humedad del suelo a 30 cm de profundidad, proyectada para finales del siglo XXI, bajo el escenario de emisiones altas RCP 8.5; crédito: NASA Goddard Space Flight Center

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 06 de Agosto de 2018

La “Guía de recursos para financiamiento climático” publicado recientemente por la Secretaría de la ACT Alianza, con el apoyo de Pan para el Mundo de Alemania, lleva en el subtítulo lo que pretende ser: “Una orientación para fuentes de financiamiento de fondos para programas y acciones para el cambio climático”.

La Guía presenta alrededor de 60 fuentes de financiamiento climático y analiza su utilidad para el ámbito de las ONGs, considerando que a futuro poder obtener recursos para actividades de adaptación y mitigación del cambio climático serán cada vez más importante en el Sur Global.

Foto2final.JPG

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 03 de Julio de 2018

Dos grupos de investigadores independientes han detectado un fuerte debilitamiento de la Corriente del Golfo, que tiene impactos en el clima no solamente del hemisferio norte, sino de todo el planeta.

Según las investigaciones presentadas en la prestigiosa revista “Nature”, la Corriente del Golfo está en su punto más bajo de los últimos 1.600 años y ha perdido un 15 % de su fuerza desde mediados del siglo XIX.

foto1.jpg

Fuente: Caesar/PIK

[leer más]
Por Dirk Hoffmann, 02 de Abril de 2018
« Volver

Vietnam es uno de los países más afectados por el cambio climático, entre otros elementos por sus dos grandes deltas fluviales – el del Río Rojo en el norte, y el del Río Mekong en el sur – y una larga costa de más de 3.000 kilómetros.

En relación a la adaptación y la mitigación del cambio climático, el panorama es complicado; por un lado existen diversas acciones para adaptarse a los múltiples impactos del cambio climático, mientras que al mismo tiempo se prevé un fuerte aumento de la capacidad de generación de electricidad en base a carbón durante las próximas décadas.

Foto1.jpg

Un cinturón angosto de manglares protege la costa del delta del Río Mekong. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

Vietnam está configurado por dos grandes deltas fluviales, donde vive la mayor parte de su población de 95 millones de habitantes: el del Río Rojo en el norte, con la capital Hanoi a su centro. Luego, está el delta del Río Mekong en el sur del país, con la metrópoli de Ho Chi Minh City, la otrora Saigon.

A lo largo de Vietnam, país del sureste asiático de 331.000 km², los impactos del cambio climático ya se sienten muy fuertemente. En 2016 el país sufría de una sequía de dimensiones históricas. Su larga línea costera de 3.260 kilómetros lo hace extremadamente vulnerable a la subida del nivel del mar.

Según cifras del gobierno, en el transcurso de los últimos 50 años, la temperatura promedio en Vietnam ha aumentado por 0,5 °C, mientras que el nivel del mar ha subido 20 cm. Eventos climáticos extremos han aumentado tanto en frecuencia como en intensidad.

El delta del Mekong se hunde a una velocidad acelerada

Según el investigador independiente Nguyen Huu Thien, “intervenciones de cambio climático bien intencionadas, pero mal guiadas en el delta del río Mekong están causando más daño que bien”. Lo que se necesita ahora, antes de todo, es un cambio radical de pensamiento, alejándose de las intervenciones forzadas hacia actividades que “abrazan los ciclos naturales”.

En el pasado, las autoridades habían construido un sinfin de compuertas, para proteger los ríos y canales de la entrada del agua salina desde el mar. Sin embargo, con esto se interrumpió “el intercambio normal del agua”, con lo que aumentaron los niveles de contaminación de los ríos y canales, ahora devueltos cuerpos de agua estancada.

Las miles y millones de toneladas de pesticidas e insecticidas, junto con los estimulantes de crecimiento de la acuacultura y los desechos humanos e industriales, dejaron un cóctel altamente venenoso en el ecosistema acuático.

En consecuencia, los pobladores empezaron a recurrir al agua subterránea para abastecerse y para sus cultivos. con más de un millón de pozos en la planicie del delta del Mekong, la extracción masiva desde el manto freático ha llevado a otro fenómeno: el hundimiento de la tierra (subsidence). Toda la región se hunde al ritmo de 1,6 cm al año (sí, al año).

Esto, a su vez, facilita la salinización de esta vasta región de producción agrícola intensiva. Un verdadero círculo vicioso, que se vuelve pero si agregamos el impacto del cambio climático en forma del aumento del nivel del mar (SLR – Sea Level Rise). Con un aumento de 1 metro, más del 38% del area terrestre de 10 provincias en el delta del Mekong y la ciudad de Ho Chi Minh quedarán inundadas por agua salina, afectando a la región mayor productora de arroz del país y poniendo en peligro la integridad de la misma costa.

Sin embargo, el hundimiento de la tierra y la infiltración de agua salada no esta visto como algo negativo por todos. “Si el cultivo de arroz ya no es factible, cambiamos a la acuacultura y producimos camarones”, es una respuesta bastante común de las personas.

Foto2.jpg

Reparación de un dique erosionado. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

Algunos estudios indican que originalmente la mayor parte de la costa de Vietnam estaba cubierta de manglares de un kilómetro de profundidad. Pero al igual que en otras regiones de Asia, bosques enteros han sido cortados para dar campo a los cultivos industriales de camarones, y también para establecer cultivos de arroz a gran escala.

“A nivel mundial los manglares costeros de los trópicos se han visto reducidos a un tercio de su extensión original”, dice el profesor Nguyen Huu Thien, secretario general del Comité Nacional del programa “El Hombre y la Biósfera”. “Vietnam se tenía que recuperar de dos guerras. En esto, se ha priorizado el desarrollo económico por encima de la protección del medio ambiente.”

Los investigadores Alex Chapman de la Universidad de Southampton y Van Pham Dang Tri de la Universidad de Can Tho, ubicada en el centro de la planicie del Mekong, están alertando sobre una crisis migratoria inminente por los impactos del cambio climático en Vietnam. Según las cifras presentadas por ellos, la migración desde el delta del Mekong hacia otras regiones del país ya ha comenzado. “Durante los últimos 10 años aproximadamente 1,7 millones de personas han emigrado desde la vasta planicie de cultivos, ríos y canales, mientras que solamente 700.000 han llegado”.

“Miles de kilómetros de diques, algunos de más de cuatro metros de altura, trocean ahora el delta. Fueron construidos principalmente para proteger a la gente y a las cosechas de las inundaciones, pero esos mismos diques han alterado de manera fundamental el ecosistema”.

No falta la ironía en que el gobierno de Vietnam tiene previsto la construcción de 14 nuevas centrales termoeléctricas en la región del delta del Mekong para abastecer la creciente demanda del país.

De hecho, Vietnam es otro de los países que gozan de abundante sol – al igual que Bolivia – y todavía casi no la utilizan para satisfacer las crecientes necesidades energéticas de su población. La revolución de las energías renovables todavía no ha tocado la puertas en el país de los hijos y nietos de Ho Chi Minh.

Foto3.jpg

Reforestación con manglares para proteger la costa del delta del Río Mekong. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

Mitigación y adaptación en desbalance

En relación a la adaptación y la mitigación del cambio climático se pinta un panorama complicado. Mientras por un lado existen diversas acciones para adaptarse a los múltiples impactos del cambio climático, la política energética actual prevé un fuerte aumento de la capacidad de generación de electricidad en base a carbón durante las próximas décadas.

Diferentes proyectos del gobierno y de la cooperación internacional se esfuerzan a apoyar a la población pobre en adaptarse a las nuevas realidades climáticas. Esto incluye tanto el desarrollo y la promoción de alternativas económicas, como la reforestación para protegerse de los fuertes vientos y mejorar el balance hídrico.

En su NDC (Contribución Nacionalmente Determinada), que el gobierno de Vietnam registró con el Secretariado de la Convención Climática en 2015 antes de la Conferencia Climática de París, se identifica el camino para las reducciones de los gases de efecto invernadero (GEI) entre 2021-30. Lo que se prevé es una reducción del 8%, comparado con el escenario de seguir el actual camino de desarrollo (BAU – business-as-usual). Es decir, en cifras absolutas se prevé un fuerte crecimiento de emisiones de 474 mio t CO2e a más de 700 mio t CO2e – en vez de llegar a 787 mio t CO2e.

En el otro lado, se espera un aumento de temperatura entre 2 y 3 °C hasta finales del siglo. Se teme una intensificación de la temporada de los tifones, que podrían volverse más frecuentes y más severos a la vez. Las precipitaciones aumentarán durante la época de lluvias y se disminuirán durante la época seca – casi al igual que lo que está previsto para Bolivia.

El Banco Mundial ha calculado que anualmente el país pierde casi el 0,5% de su Producto Interno Bruto (PIB) a causa de “catástrofes naturales”, que en su mayoría son consecuencia del cambio climático.

“La adaptación al cambio climático es vital para Vietnam y es considerada por el gobierno como una tarea prioritaria para reducir los niveles de vulnerabilidad”, constata el gobierno en su Contribución Nacionalmente Determinada hacia las Naciones Unidas.

 

 

 

« Volver

Vietnam y el cambio climático

Dirk Hoffmann
02 de Abril de 2018

Vietnam es uno de los países más afectados por el cambio climático, entre otros elementos por sus dos grandes deltas fluviales – el del Río Rojo en el norte, y el del Río Mekong en el sur – y una larga costa de más de 3.000 kilómetros.

En relación a la adaptación y la mitigación del cambio climático, el panorama es complicado; por un lado existen diversas acciones para adaptarse a los múltiples impactos del cambio climático, mientras que al mismo tiempo se prevé un fuerte aumento de la capacidad de generación de electricidad en base a carbón durante las próximas décadas.

Foto1.jpg

Un cinturón angosto de manglares protege la costa del delta del Río Mekong. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

Vietnam está configurado por dos grandes deltas fluviales, donde vive la mayor parte de su población de 95 millones de habitantes: el del Río Rojo en el norte, con la capital Hanoi a su centro. Luego, está el delta del Río Mekong en el sur del país, con la metrópoli de Ho Chi Minh City, la otrora Saigon.

A lo largo de Vietnam, país del sureste asiático de 331.000 km², los impactos del cambio climático ya se sienten muy fuertemente. En 2016 el país sufría de una sequía de dimensiones históricas. Su larga línea costera de 3.260 kilómetros lo hace extremadamente vulnerable a la subida del nivel del mar.

Según cifras del gobierno, en el transcurso de los últimos 50 años, la temperatura promedio en Vietnam ha aumentado por 0,5 °C, mientras que el nivel del mar ha subido 20 cm. Eventos climáticos extremos han aumentado tanto en frecuencia como en intensidad.

El delta del Mekong se hunde a una velocidad acelerada

Según el investigador independiente Nguyen Huu Thien, “intervenciones de cambio climático bien intencionadas, pero mal guiadas en el delta del río Mekong están causando más daño que bien”. Lo que se necesita ahora, antes de todo, es un cambio radical de pensamiento, alejándose de las intervenciones forzadas hacia actividades que “abrazan los ciclos naturales”.

En el pasado, las autoridades habían construido un sinfin de compuertas, para proteger los ríos y canales de la entrada del agua salina desde el mar. Sin embargo, con esto se interrumpió “el intercambio normal del agua”, con lo que aumentaron los niveles de contaminación de los ríos y canales, ahora devueltos cuerpos de agua estancada.

Las miles y millones de toneladas de pesticidas e insecticidas, junto con los estimulantes de crecimiento de la acuacultura y los desechos humanos e industriales, dejaron un cóctel altamente venenoso en el ecosistema acuático.

En consecuencia, los pobladores empezaron a recurrir al agua subterránea para abastecerse y para sus cultivos. con más de un millón de pozos en la planicie del delta del Mekong, la extracción masiva desde el manto freático ha llevado a otro fenómeno: el hundimiento de la tierra (subsidence). Toda la región se hunde al ritmo de 1,6 cm al año (sí, al año).

Esto, a su vez, facilita la salinización de esta vasta región de producción agrícola intensiva. Un verdadero círculo vicioso, que se vuelve pero si agregamos el impacto del cambio climático en forma del aumento del nivel del mar (SLR – Sea Level Rise). Con un aumento de 1 metro, más del 38% del area terrestre de 10 provincias en el delta del Mekong y la ciudad de Ho Chi Minh quedarán inundadas por agua salina, afectando a la región mayor productora de arroz del país y poniendo en peligro la integridad de la misma costa.

Sin embargo, el hundimiento de la tierra y la infiltración de agua salada no esta visto como algo negativo por todos. “Si el cultivo de arroz ya no es factible, cambiamos a la acuacultura y producimos camarones”, es una respuesta bastante común de las personas.

Foto2.jpg

Reparación de un dique erosionado. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

Algunos estudios indican que originalmente la mayor parte de la costa de Vietnam estaba cubierta de manglares de un kilómetro de profundidad. Pero al igual que en otras regiones de Asia, bosques enteros han sido cortados para dar campo a los cultivos industriales de camarones, y también para establecer cultivos de arroz a gran escala.

“A nivel mundial los manglares costeros de los trópicos se han visto reducidos a un tercio de su extensión original”, dice el profesor Nguyen Huu Thien, secretario general del Comité Nacional del programa “El Hombre y la Biósfera”. “Vietnam se tenía que recuperar de dos guerras. En esto, se ha priorizado el desarrollo económico por encima de la protección del medio ambiente.”

Los investigadores Alex Chapman de la Universidad de Southampton y Van Pham Dang Tri de la Universidad de Can Tho, ubicada en el centro de la planicie del Mekong, están alertando sobre una crisis migratoria inminente por los impactos del cambio climático en Vietnam. Según las cifras presentadas por ellos, la migración desde el delta del Mekong hacia otras regiones del país ya ha comenzado. “Durante los últimos 10 años aproximadamente 1,7 millones de personas han emigrado desde la vasta planicie de cultivos, ríos y canales, mientras que solamente 700.000 han llegado”.

“Miles de kilómetros de diques, algunos de más de cuatro metros de altura, trocean ahora el delta. Fueron construidos principalmente para proteger a la gente y a las cosechas de las inundaciones, pero esos mismos diques han alterado de manera fundamental el ecosistema”.

No falta la ironía en que el gobierno de Vietnam tiene previsto la construcción de 14 nuevas centrales termoeléctricas en la región del delta del Mekong para abastecer la creciente demanda del país.

De hecho, Vietnam es otro de los países que gozan de abundante sol – al igual que Bolivia – y todavía casi no la utilizan para satisfacer las crecientes necesidades energéticas de su población. La revolución de las energías renovables todavía no ha tocado la puertas en el país de los hijos y nietos de Ho Chi Minh.

Foto3.jpg

Reforestación con manglares para proteger la costa del delta del Río Mekong. Foto: cortesía de Roman Sorgenfrei

Mitigación y adaptación en desbalance

En relación a la adaptación y la mitigación del cambio climático se pinta un panorama complicado. Mientras por un lado existen diversas acciones para adaptarse a los múltiples impactos del cambio climático, la política energética actual prevé un fuerte aumento de la capacidad de generación de electricidad en base a carbón durante las próximas décadas.

Diferentes proyectos del gobierno y de la cooperación internacional se esfuerzan a apoyar a la población pobre en adaptarse a las nuevas realidades climáticas. Esto incluye tanto el desarrollo y la promoción de alternativas económicas, como la reforestación para protegerse de los fuertes vientos y mejorar el balance hídrico.

En su NDC (Contribución Nacionalmente Determinada), que el gobierno de Vietnam registró con el Secretariado de la Convención Climática en 2015 antes de la Conferencia Climática de París, se identifica el camino para las reducciones de los gases de efecto invernadero (GEI) entre 2021-30. Lo que se prevé es una reducción del 8%, comparado con el escenario de seguir el actual camino de desarrollo (BAU – business-as-usual). Es decir, en cifras absolutas se prevé un fuerte crecimiento de emisiones de 474 mio t CO2e a más de 700 mio t CO2e – en vez de llegar a 787 mio t CO2e.

En el otro lado, se espera un aumento de temperatura entre 2 y 3 °C hasta finales del siglo. Se teme una intensificación de la temporada de los tifones, que podrían volverse más frecuentes y más severos a la vez. Las precipitaciones aumentarán durante la época de lluvias y se disminuirán durante la época seca – casi al igual que lo que está previsto para Bolivia.

El Banco Mundial ha calculado que anualmente el país pierde casi el 0,5% de su Producto Interno Bruto (PIB) a causa de “catástrofes naturales”, que en su mayoría son consecuencia del cambio climático.

“La adaptación al cambio climático es vital para Vietnam y es considerada por el gobierno como una tarea prioritaria para reducir los niveles de vulnerabilidad”, constata el gobierno en su Contribución Nacionalmente Determinada hacia las Naciones Unidas.

 

 

 



Artículos anteriores:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34
Suscribirme al blog

Si desea recibir nuestros aportes directamente vía email,
por favor envíenos un mensaje al siguiente correo electrónico:
suscripcion@bolivian-mountains.org
Si no desea recibir más nuestros aportes por email,
por favor envíenos un mensaje a la misma dirección, colocando en el asunto
[Cancelar suscripción]

Buscar
Buscar
Filtros
Ámbitos Temáticos
Ámbitos Geográficos
Agenda
Enlaces comentados
Instituto Boliviano de la Montaña - BMI

El Instituto Boliviano de la Montaña - BMI es una fundación sin fines de lucro con ... [Visitar]

Lo mejor del Klimablog
Bolivia + 4
Diseño y Desarrollo: Aleph Consult